La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


27 comentarios

Hijas protectoras


Paseo a la orilla del mar Joaquín Sorolla - 1863-1923

Paseo a la orilla del mar
Joaquín Sorolla – 1863-1923

 

Una mañana, en la playa, mientras me entregaba con placer a un sol mediterráneo y matutino, asistí a la conversación de una hija de treinta y muchos, con su madre de sesenta y muchos…

– Ya estás otra vez con eso -dice la hija.
– Ay, hija! Ya sabes que me gusta mucho leer.

– Ya, pero no leas eso mamá, por favor -dice la hija indignada.
– Yo leo de todooo!! -apostilla la madre.
– Sí, pero… TODO DE LO MISMO!!
– Me gusta… ¿qué pasa?, cada uno tiene su gusto.

– Pues pasa que esas lecturas, te dejan como atontada -continúa la hija.
– No sé por qué dices éso.
– Pues porque luego te crees que eres la protagonista, y pretendes que papá sea un caballero del highlander ese, y vamos…
– Anda, déjame, que está muy interesante -le dice cariñosamente la madre  con una sonrisa.

La madre lee En busca del highlander, una novela romántica de Sherryl Kenyon, y la hija Mal de escuela un ensayo de Daniel Pennac, y la imagino profesora de chicos adolescentes, preparándose para la vuelta al cole.

Viendo que no tiene nada que hacer, la hija vuelve a abrir su libro, con la seguridad de que tiene la batalla perdida, y ambas se entregan a sus respectivas lecturas, y yo me quedo pensando que es fundamental separar la ficción de la realidad, aunque, muchas veces la realidad supere la ficción.

2014 © chelopuente

Anuncios


9 comentarios

Lolita


Vladimir-Nabokov

Un día como hoy, pero de 1977, moría en Suiza el escritor estadounidense, de origen ruso

VLADIMIR NABOKOV

que escribió una novela que pasó a la posteridad con el título de Lolita.
Publicada por primera vez en 1955, se trata de una
historia romántico-erótica
en una sociedad complaciente en la que se repasa también
la moral imperante,
y que yo he traído para nuestra sección de LIBROS QUE PERDURAN.

lolita

“La miré y la miré, y supe con tanta certeza como que me he de morir,
que la quería más que a nada imaginado o visto

en la tierra, más que a nada anhelado en este mundo”.

Fragmento de Lolita
Vladimir Nabokov

julio, 2013 © chelopuente