La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


5 comentarios

El aire promete primavera


maria

María G. Vicent

Una semana más nos encontramos con otro miércoles… de POESÍA y hoy nos acercamos a ella a través de un poema reciente de nuestra querida

MARÍA G. VICENT

un poema que, como nos tiene acostumbrados, refleja un sentimiento que estos días nos aflora a todos los que vivimos, llenos de esperanza,
la primavera desde casa.

 

EL AIRE PROMETE PRIMAVERA

Sobre mí un cielo blanco,
en mi piel,
el aire promete primavera.

A mis pies las calles se abrazan
en su soledad dibujando senderos
que no conocen destinos.

En las ventanas,
como ojos curiosos
las cortinas aletean
preservando los secretos.

Mientras los abrazosflores
viajan en alas del pensamiento
buscando otras ausencias.

Y las mentes, las mentes,
precisan tatuarse los recuerdos
en este mundo de cantos de sirena.

Todo es silencio
en un paisaje que busca con anhelo
encontrar un sentido.

¿Por qué mi esperanza se hace añicos,
en un aire que promete primavera?


2 comentarios

Dicen que no hablan las plantas…


rosalia

Rosalía de Castro. 1837 – 1885

El verano es un tiempo ideal para la poesía y aún más si se trata de este poema de

 

ROSALÍA DE CASTRO

poetisa y novelista gallega. Escribió tanto en gallego como en castellano, y vivió en la segunda mitad del siglo XIX. Una de las figuras más importantes de nuestra literatura.

.

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
de mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
con la eterna primavera de la vida y de los campos,
y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
con la eterna primavera de mi vida que se apaga
y la perenne frescura de los campos y las almas,
aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?


13 comentarios

Poema 14


Pablo Neruda - 1904-1973

Pablo Neruda – 1904-1973

Porque también en otoño
quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.

Y para ello,
nada mejor que recurrir a los versos del gran

PABLO NERUDA

en este primer miércoles de octubre.

POEMA 14

Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día. A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías.

De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada.
El cielo es una red cuajada de peces sombríos.
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos.
Se desviste la lluvia.

Pasan huyendo los pájaros.
El viento. El viento.
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.
El temporal arremolina hojas oscuras
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo.

Tú estás aquí. Ah tú no huyes.
Tú me responderás hasta el último grito.
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos.

Ahora, ahora también, pequeña, me traes madreselvas,
y tienes hasta los senos perfumados.
Mientras el viento triste galopa matando mariposas
yo te amo, y mi alegría muerde tu boca de ciruela.

Cuanto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan.
Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos los ojos
y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes.

Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.

Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.


9 comentarios

Campos de Castilla 24


El pasado día 22 de febrero se cumplieron 75 años de la muerte de

ANTONIO MACHADO

y hace unos años le rendí homenaje creando un álbum de fotografías con sus versos.

Un recorrido por los Campos de Castilla de la mano de Antonio Machado,
que amó Castilla tanto como a su Sevilla natal,
y cuyos restos reposan en Collioure… frente al mar.

Mi corazón espera también hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera...

Mi corazón espera
también hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera…

Y con esta imagen del ciprés que crece hacia el cielo buscando la luz, termina el Homenaje fotográfico dedicado al gran poeta ANTONIO MACHADO.
Espero que os haya gustado y aprovecho para despedirme de vosotros hasta septiembre.

¡¡Felices vacaciones, amigos!!

 

2014 © chelopuente


18 comentarios

Las horas


Francisco de Icaza - 1863-1925

Francisco de Icaza – 1863-1925

m
m
m
m
m
m
m
El 28 de mayo de 1925, moría en Madrid
el poeta, ensayista y escritor mexicano

FRANCISCO de ICAZA

del que este miércoles os dejo un poema,
que es una preciosa reflexión sobre el tiempo,
el pasado y el que está por venir.
m
m

LAS HORAS

¿Para qué contar las horas
de la vida que se fue,
de lo porvenir que ignoras?
¡Para qué contar las horas!
¡Para qué!

¿Cabe en la justa medida
aquel instante de amor
que perdura y no se olvida?
¿Cabe en la justa medida
del dolor?

¿Vivimos del propio modo
en las sombras del dormir
y desligados de todo
que soñando, único modo
de vivir?

Al que enfermo desespera,
¿qué importa el cierzo invernal
o el soplo de la primavera,
al que enfermo desespera
de su mal?
¿Para qué contar las horas?
No volverá lo que se fue,
y lo que ha de ser ignoras.
¡Para qué contar las horas!
¡Para qué!. . .

2014 © chelopuente


16 comentarios

Idilio


Federico García Lorca

Federico García Lorca

m

m

m

m

Para este miércoles de primavera, un poema de

FEDERICO GARCÍA LORCA

para que nos cuente el secreto de la primavera.

m

 

IDILIO

Tú querías que yo te dijera 
el secreto de la primavera. 

Y yo soy para el secreto 
lo mismo que es el abeto. 

Árbol cuyos mil deditos 
señalan mil caminitos. 

Nunca te diré, amor mío, 
por qué corre lento el río. 

Pero pondré en mi voz estancada 
el cielo ceniza de tu mirada. 

¡Dame vueltas, morenita! 
Ten cuidado con mis hojitas. 

Dame más vueltas alrededor, 
jugando a la noria del amor. 

¡Ay! No puedo decirte, aunque quisiera, 
el secreto de la primavera.

Federico García Lorca – 1898 – 1936

 

2014 © chelopuente