La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.


3 comentarios

Último brindis


 

nicanor parra

Nicanor Parra – San Fabián de Alico (Chile), 1914

Hoy hemos amanecido con un
miércoles de pleno verano, 
así que
lo aprovecharemos bien perdiéndonos

entre los versos del longevo
matemático, físico y poeta

NICANOR PARRA

considerado el creador de la antipoesía.

m

m

m

m

 

ÚLTIMO BRINDIS

Lo queramos o no
Sólo tenemos tres alternativas:
El ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres

brindis

Último brindis

Porque como dice el filósofo
El ayer es ayer
Nos pertenece sólo en el recuerdo:
A la rosa que ya se deshojó
No se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
Son solamente dos:
El presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
Porque es un hecho bien establecido
Que el presente no existe
Sino en la medida en que se hace pasado
Y ya pasó…,
como la juventud.

En resumidas cuentas
Sólo nos va quedando el mañana:
Yo levanto mi copa
Por ese día que no llega nunca
Pero que es lo único
De lo que realmente disponemos.

Anuncios


Deja un comentario

Poema IV


pablo-neruda-2

Pablo Neruda – Chile, 1904-1973

Llegó un verano más para disfrutar
del mar, del sol, del tiempo libre,
de las buenas compañías y del poema del gran

PABLO NERUDA

del que no hace falta decir más,
sólo disfrutar de su poesía.

m

 

m

m

m

POEMA IV

Es la mañana llena de tempestad
en el corazón del verano.

Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes,
el viento las sacude con sus viajeras manos.

Innumerable corazón del viento
latiendo sobre nuestro silencio enamorado.

Zumbando entre los árboles, orquestal y divino,
como una lengua llena de guerras y de cantos.

Viento que lleva en rápido robo la hojarasca
y desvía las flechas latentes de los pájaros.

Viento que la derriba en ola sin espuma
y sustancia sin peso, y fuegos inclinados.

Se rompe y se sumerge su volumen de besos
combatido en la puerta del viento del verano.


2 comentarios

El silencio del mar


mario benedetti

Mario Benedetti, 1920 -2009

Se acercan las vacaciones, los días de verano y los deseos de disfrutar del mar y su brisa, y que mejor manera de hacerlo que disfrutando
del silencio del mar, de la mano de

MARIO BENEDETTI

el gran poeta uruguayo.

m

m

m

EL SILENCIO DEL MAR

El silencio del mar
brama un juicio infinito
más concentrado que el de un cántaro
más implacable que dos gotas

ya acerque el horizonte o nos entregue
la muerte azul de las medusas
nuestras sospechas no lo dejan

el mar escucha como un sordo
es insensible como un dios
y sobrevive a los sobrevivientes

nunca sabré que espero de él
ni que conjuro deja en mis tobillos
pero cuando estos ojos se hartan de baldosas
y esperan entre el llano y las colinas
o en calles que se cierran en más calles
entonces sí me siento náufrago y sólo el mar puede
salvarme.


2 comentarios

Caminante


jacint verdaguer

Jacint Verdaguer, 1845 – 1902

Somos muchos los que ya hace medio siglo
que vamos por el mundo camina que camina,
como lo describe con tanta belleza

JACINT VERDAGUER

llamado el príncipe de los poeta catalanes.
Disfrutemos de sus versos este nuevo miércoles.

m

m

m

 

CAMINANTE

Medio siglo hace que por el mundo
voy, camina que camina,
por escabrosos senderos
junto al gran río de la vida.
Veo ir y veo venir
las olas resbaladizas:
las que vienen llevan flores
y alguna hoja marchita,
mas las olas que se van
esas todas llevan ruinas.
De las que me pasan por encima otras las traspasaran en seguida.
Una barca por el río
de una orilla a la otra orilla;
pone cara de segador
la barquera que la guía.
Quien se deja embarcar,
nunca más vuelve a su tierra natal,
y se despierta en otro mundo
después de quedarse dormido.
Barquera del buen Dios,
no me pongas la cara triste:
si vienes a por mí,
embárcame enseguida;
el destierro se me hace largo,
quiero ver la otra orilla,
mis ojos tienen sueño
y el caminar me fatiga.


Deja un comentario

Carta de amor


0115549_H

Sylvia Plath

Estrenamos un nuevo día,
un nuevo miércoles de poesía
de la mano de la gran poetisa

SYLVIA PLATH

que nos dejó tan joven, cuando aún
tenía mucho que escribirnos.

m

m

m

m

mm

CARTA DE AMOR

No es fácil expresar lo que has cambiado.
Si ahora estoy viva entonces muerta he estado,
aunque como a las piedras, no me preocupaba,
seguía en mi lugar de acuerdo con la costumbre.
No me moviste un ápice, no-
tampoco me dejaste con los ojos abiertos
hacia el cielo una vez más, sin esperanza, claro está
de asir los astros ni las estrellas.
No fue eso. Me dormí: una serpiente
camuflada entre rocas negras como roca negra
en el hiato blanco del invierno-
como los vecinos, sin encontrar placer
en el millón de mejillas cinceladas
perfectamente cinceladas ardiendo a cada  instante
para fundir mi mejilla de basalto. Se pusieron a llorar,
ángeles llorando por naturaleza apagadas,
pero no me convencieron. Las lágrimas se helaron.
Cada cabeza de muerto tenía un yelmo de hielo.
Y seguí durmiendo como un dedo doblado.
Lo primero que vi fue puro aire
y las gotas que se elevaban en rocío
puras como espíritus. Había muchas piedras
alrededor, densas y sin expresión.
Yo no sabía que hacer con ello.
Brillaba, como escamas de mica, y me abría
para verterme como un líquido
entre patas de pájaro y tallos de plantas,.
No me engañabas. Te reconocí al instante.
El árbol y la piedra brillaban, sin sombras.
Mi dedo se alargaba y rutilaba como cristal.
Comencé a brotar como una rama en marzo:
un brazo y una pierna, un brazo, una pierna.
De piedra a nube, así ascendía.
Ahora parezco una especie de dios
y floto en el aire con el rumbo del alma
pura como una lámina de hielo. Es un don.


6 comentarios

Deja que digan


isabel

Isabel F. Bernaldo de Quirós

El día ha amanecido lluvioso,
un miércoles de poesía ideal
para adentrarse en el nuevo poemario,
titulado Luz velada, de

ISABEL F. BERNALDO DE QUIRÓS

con la certeza de que no te va a defraudar,
con la seguridad de bucear entre preciosos versos,
certeros, actuales, contundentes, como
los de este poema.

 

DEJA QUE DIGAN

Deja,
deja que digan,
que no te afecten sus chismorreos
y que tus palabras no se revelen
cuando detectas sus oídos apagados
al dirigirte a ellos.
No te aflijas si te abandonan
porque no giras en torno a sus intereses
ni danzas al son de la música que marcan.
Ni por ser para ellos crepúsculo
cuando es la aurora quien te acompaña.
Deja,
deja que digan.
Que no te merecen.


7 comentarios

Caricia


 

GABRIELA

Gabriela Mistral  – Vicuña (Chile), 1889 – Nueva York, 1957

 

Dado que el próximo domingo
se celebra el Día de la Madre,
por qué no celebrarlo
con un precioso poema de la gran

GABRIELA MISTRAL

y dedicárselo a todas las
madres del mundo.

 

 

 

CARICIA

Madre, madre, tú me besas,
pero yo te beso más,
y el enjambre de mis besos
no te deja ni mirar…

Si la abeja se entra al lirio,
no se siente su aletear.
Cuando escondes a tu hijito
ni se le oye respirar…

Yo te miro, yo te miro
sin cansarme de mirar,
y qué lindo niño veo
a tus ojos asomar…

El estanque copia todo
lo que tú mirando estás;
pero tú en las niñas tienes
a tu hijo y nada más.

Los ojitos que me diste
me los tengo de gastar
en seguirte por los valles,
por el cielo y por el mar…