La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.


5 comentarios

Cuando aparecen los hombres


cuandoCUANDO APARECEN LOS HOMBRES

Marian Izaguirre

Edit. Lumen, 2017

A consecuencia de la crisis, Teresa Mendieta, una mujer atractiva pero incapaz de encontrar el amor, tiene que cerrar el exclusivo hotel que regenta en la Costa Brava: una casa de principios de siglo, situada en lo alto de un acantilado e íntimamente unida a su pasado y al de otra mujer, Elizabeth Babel, que vivió en ella cien años antes.

Cuando, al poco tiempo de cerrar el hotel, Teresa desaparezca sin dejar rastro, alguien se empeñará en componer el puzzle de su vida. Será entonces cuando las cartas de Elizabeth, una mujer muda, aislada de los demás, que se encuentra a si misma a través de la escritura, adquieran su verdadero significado.

La esgrima, las recetas de cocina, los amores prohibidos, la soledad y el miedo al abandono, pero también la fuerza de la complicidad y el deseo de saber, atraviesan la vida de dos mujeres que nunca se conocieron, pero comparten un mismo destino.

Marian Izaguirre

Marian Izaguirre

A medida que fui avanzando en la lectura de esta magnífica novela le fui encontrando todo el sentido al título, CUANDO APARECEN LOS HOMBRES, que en un principio me resultaba un tanto enigmático.

Me ha encantado que Marian Izaguirre haya utilizado el recurso de las cartas que Elizabeth se escribe a sí misma para conocer la historia de su vida y también entender la de Teresa. Su carácter fue moldeado por la extraña relación con su madre, de cariño y abandono al mismo tiempo, y su ansia de emular la vida de Elizabeth, a pesar de no haber coincidido con ella en el tiempo, aunque sí en la casona donde ahora se encuentra el hotel y restaurante que regenta. Una situación que simula una especie de juego de espejos que la autora ha ensamblado perfectamente.

Una magnífica novela sobre mujeres, sobre el peso de la culpa y de cómo, en ocasiones, construimos nuestra vida a través de otras personas. Una novela que te seduce desde el principio y por ello os recomiendo muchísimo que no os la perdáis.

¡Felices lecturas, amigos!

Anuncios


26 comentarios

El chico de la última fila


Cartel del teatro

Cartel del teatro

EL CHICO DE LA ÚLTIMA FILA
Dirección: Víctor Velasco
Autor: Juan Mayorga
Intérpretes: Miguel Lago Casal, Óscar Nieto San José, Olaia Pazos, Carlos Morla, Sergi Marzá y Natalia Braceli.

 

No sé si os conté que hace un par de semanas iba a ir a ver a la Sala Muntaner de Barcelona,  El chico de la última fila, del escritor Juan Mayorga y cuya obra teatral ha dirigido magníficamente Víctor Velasco. También había prometido dejar mi opinión sobre ella, pues bien, aquí va, que con el ajetreo de Sant Jordi no había podido escribirla.

Un profesor de literatura francesa (Miguel Lago), hastiado por las decepcionantes redacciones de sus nuevos alumnos, descubre entusiasmado que, por el contrario, el chico que se sienta al fondo de la clase (Óscar Nieto), muestra en sus trabajos un agudo y sutil sentido de la observación. Este chico, que se siente extrañamente fascinado por la familia de uno de sus compañeros, comienza a escribir -alentado por el profesor- una especie de novela por entregas sobre la familia de su compañero, en cuya casa es amablemente aceptado por los padres como el amigo de su hijo. Sin embargo, poco a poco va introduciendo también aspectos de la vida del profesor y de la mujer de éste (Olaia Pazos). 

Escena con:  Olaia Pazos, Óscar Nieto y Miguel Lago

Escena con:
Olaia Pazos, Óscar Nieto y Miguel Lago

Principalmente trata la relación entre alumno y profesor, entre los que se establece un vínculo de una gran intensidad y al mismo tiempo muy peligroso. El placer de asomarse a la vida de los demás y el hecho -muy discutible- de que este alumno se dedique a airear las intimidades de su compañero y su familia, es otro de los temas que subyace en esta espléndida obra, además de abordar las relaciones padres-hijos, la polémica sobre la autenticidad del arte contemporáneo (la mujer del profesor regenta una galería de arte contemporáneo) y sobre todo el inmenso riesgo de confundir la ficción con la realidad.

Tras una apariencia de chico bueno, se esconde Claudio, este alumno pleno de carencias afectivas. De aspecto tímido e inocente, en su interior se esconde una persona cuya actuación llega a ser letal. De esa idea de escribir sobre la vida de los demás, nadie saldrá indemne, cada uno resulta gravemente herido por ese cuchillo que empuña a modo de bolígrafo, con el que escribe esta demoledora historia.

Sobre los actores solo puedo decir que su interpretación es impecable, cargada de toda la emoción e intensidad que trasmite el texto de Mayorga y que espero tengan todo el éxito que merece su magnífico trabajo.

Solo hubo un aspecto que ensombreció un poquito este momento mágico -como le comentaba a la salida a la genial Olaia Pazos (mujer del profesor)- y es que este invierno había visto En la casa, la película que François Ozón hizo sobre este texto de Mayorga, con lo cual, conocía ya la historia. Sin embargo, nada como una interpretación teatral así, en vivo y en directo, para captar toda su intensidad.

¡La vida es puro teatro, amigos!

abril, 2014 © chelopuente