La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


Deja un comentario

Que nadie duerma


que nadie duermaQUE NADIE DUERMA

Juan José Millás

Edit. Alfaguara, 2018

El día en que Lucía pierde su empleo como programadora informática es también el día en que su vida va a dar un giro definitivo, tal vez por una sucesión de casualidades o tal vez porque ese era el destino que le estaba esperando desde su décimo cumpleaños. Como si de un algoritmo se tratara, Lucía establece los siguientes principios sobre los que basará su existencia futura: va a dedicarse a ser taxista; recorrerá las calles de Madrid -o tal vez Pekín- al volante de su taxi mientras espera pacientemente la ocasión de llevar en él a su vecino desaparecido, del que se ha enamorado, y todos los acontecimientos importantes para ella tendrán como banda sonora, a partir de ese momento, la ópera de Puccini Turandot, de la que se siente protagonista.

He leído esta novela en un par de días, mientras esperaba la llegada de otra que tengo pedida en mi librería habitual, y sin embargo me alegro de que este hecho haya ocurrido porque Juan José Millás me ha sorprendido con una historia no sé si de amor o de terror o de ambas cosas al mismo tiempo. Nos ha regalado a un personaje como Lucía, protagonista sorprendente que permanecerá en mi memoria durante algún tiempo aún.

juan jose millas

Juan José Millás. Valencia, 1946

En QUE NADIE DUERMA creo que he encontrado al Millás más Millás. Quiero decir con esto que la historia lo tiene todo: fantasía, realidad, ironía, soledad, amor, horror y alguna faceta más que conforman la vida de su protagonista, como podrían conformar cualquiera de nuestras vidas, en una especie de metamorfosis que nos pasea en taxi por las calles de Madrid, o podría decir que de Pekín.

De ella se ha dicho…
«Juan José Millás entremezcla lo verdadero con lo hipotético, tejiendo una novela singular en la que el deseo de vivir y el deseo de amar se confunden». Rolling Stone

No os digo nada más. Si queréis leer algo asombroso no lo dudéis, leedla porque no os va a defraudar, más bien os va a mantener en una atención que tiene su punto álgido en un final tan sorprendente que te muestra al buen hacedor de las palabras que es su autor.

¡Felices lecturas, amigas y amigos!


10 comentarios

Anna Karenina


anna kareninaAunque muchos críticos calificaron -en su momento- la obra como un romance de la alta sociedad, lo cierto es que

Anna Karenina
de
Lev N. Tolstoi

está considerada como una de las obras cumbres del realismo.

El propio Dostoievski dijo de ella que era una obra de arte Nabókov que se apreciaba la magia del estilo de Tolstoi, que culminaba en un majestuoso final. 

Anna Karenina se publicó por primera vez en 1875, comenzando a aparecer como folletín en la revista El mensajero ruso, pero no llegó a concluirse su publicación. Por ello, la primera edición completa -en forma de libro- apareció en 1877.leon tolstoi

Fue la primera auténtica novela para Leon Tolstoi, en la que parece que encontró inspiración para el personaje de Anna, en Maria Hartung, la hija primogénita del poeta ruso Aleksandr Pushkin.

Cuando Tolstoi se planteó retratar la aristocracia rusa del siglo XIX, eligió el mito de la femme fatale en toda su crudeza. Un romance de la alta sociedad con un desenlace, ajeno a los finales felices. Ya desde los primeros capítulos se percibe que Anna Karenina es la historia de algo más que una pasión, es la vida de cualquier mujer que -infeliz con su pasado y consciente de su vacío existencial-, busca recuperar el tiempo perdido.

Sin embargo, y a pesar de tratarse de la historia de una pasión, lo que principalmente representa esta novela cumbre de la literatura, es una crítica demoledora contra la aristocracia rusa de la época, a través de unos personajes paradigmas de la hipocresía imperante en el selecto y exclusivo círculo de la élite rusa.

para concluir, nada mejor que hacerlo con la declaración de Anna cuando percibe que su historia de amor no puede tener un final sencillo.

 “No tengo paz que dar. No puede haber paz para nosotros…
Sólo miseria o la felicidad más grande”.

Y puedes encontrar más lectura rusa en
http://www.lalibreriadechelo.com/venta-de-libros/cl%C3%A1sicos/#.Upxih9KKuSo

diciembre, 2013 © chelopuente