La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


Deja un comentario

El verano sin hombres


Maquetaci—n 1EL VERANO SIN HOMBRES

Siri Hustvedt

Edit. Anaagrama, 2011

Cuando Boris lzcovich dijo la palabra «pausa», Mia Fredricksen, de cincuenta y cinco años, que llevaba casada treinta con Boris, enloqueció. Porque lo que deseaba su marido era una pausa en su matrimonio, después de treinta años sin adulterios por parte de ninguna de las partes -aunque parezca increíble-, una hija encantadora que iniciaba su carrera de actriz y una relación entre ellos que había ido evolucionando desde el ardor guerrero de los primeros tiempos a la simbiosis casi telepática de los últimos. Hay que decir que la «pausa» de Boris es francesa, compañera de trabajo en el laboratorio -ambos son neurocientíficos-, joven y con buenas tetas. Pero la locura de Mia no fue más que una breve psicosis reactiva, y a la semana y media la dejaron marchar de la clínica donde había sido internada. Y éstos son los prolegómenos del verano en que Mia regresa a Sonden, la ciudad de su infancia, donde aún vive su madre en una residencia para ancianas activas e independientes.

siri

Siri Hustvedt. Northfiel (EE.UU), 1955

Ya tenía ganas de empezar a leer la obra de SIRI HUSTVEDT y he empezado con esta novela con la que he disfrutado mucho de su lectura. Una novela de mujeres, que no para mujeres. Sus personajes son todos femeninos y de una gran potencia. En ella nos muestra el poder de reacción y la fuerza que tiene una mujer como Mia para recuperarse de una etapa dolorosa de su vida, a la que, con un término bastante cómico llama Pausa, y la fragilidad de algunos hombres a los que, como a Boris, les dura el encantamiento de ese universo más joven que se abre ante él, bastante menos de lo que dura el verano.

EL VERANO SIN HOMBRES me ha parecido una novela fabulosa, tan real como la vida misma, en la que es difícil encontrar el límite entre la ficción y esa mundo real en el que vivimos cada día. Todo ello narrado con una prosa lírica, casi poética que me ha encantado.

En mi opinión, María Russo, de The New York Times la ha definido perfectamente: «El verano sin hombres es cómica, vital y brillante, aunque trate temas de vida o muerte» En fin, no os la perdáis y seguid a Siri Hustvedt, yo ya le he dado la bienvenida a mi mundo lector.

¡Felices lecturas, amigas y amigos!


11 comentarios

Mamá, ya no soy feminista.


dia-de-la-mujer

Cómo me gustaría que un día mis nietas dijeran esta frase: Mamá, ya no soy feminista, porque no hace falta, porque ya no es necesario, porque me encantaría que un día este vocablo desapareciera del diccionario por desuso de su significado.

Me viene a la memoria que esto es como lo del Día de la lucha contra el cáncer, Día de los derechos de los niños, Día contra el maltrato, etc. Si necesitamos tener un Día de… es que algo va mal.

mujeresHoy, que es otro Día de… la mujer, en este 8 de marzo, pienso en que no es necesario tener el Día del hombre y eso quiere decir muchas cosas. Quiere decir que aún hoy soy feminista, hace falta que sea feminista, que tengo que ser feminista porque es mi obligación como ciudadana y como mujer que lucha por sus derechos, para que estos no sean mejores que los del hombre sino iguales, de derecho y de hecho.

Cuando la brecha salarial sigue siendo una realidad latente, cuando el acceso de la mujer a los círculos de poder no está vetado de derecho pero sí de hecho, cuando siguen existiendo los techos de cristal, cuando se piensa en la conciliación de la vida profesional-familiar para las mujeres, cuando algún juez sigue preguntando por qué iba sola a esas horas de la madrugada, o si no piensa usted, señorita, que con ese atuendo iba demasiado provocativa… cuando todo esto sigue ocurriendo cada día, no puedo ser otra cosa que feminista, feminista hasta la médula. Pero es que si fuera hombre tampoco podría ser otra cosa que feminista.

olaya-y-juliaPero, sobre todo  tengo que ser feminista cuando 16 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en las escasas cuatro semanas que hacía que había empezado este siniestro 2017 para la violencia machista. Con este dato tan siniestro ¿puedo ser otra cosa que no sea feminista?.

Yo no sé donde está la solución, ni creo que exista una solución mágica, pero sí dónde no está: no está en la dejadez de la educación, no está en que se sigan admitiendo chistes machista, homófobos y peor aún insultos y violencia verbal e incluso física. La solución no está en aquello de la maté porque era mía, porque eso no es amor, ni nada que se le parezca. No, amigo hombre, no eres más hombre porque te hagas el machote.

En fin, cuidemos nuestro lenguaje, nuestros gestos y nuestros ejemplos porque somos el espejo en el que se miran nuestros jóvenes y nuestros niños, y con el esfuerzo de toda la sociedad ojalá llegue el día en que mis nietas puedan decir esta anhelada frase: Mamá, ya no soy feminista.

Dedicado a todas las  mujeres del mundo: madres, hijas, nietas, hermanas, amigas, suegras, nueras, primas, sobrinas, tías, abuelas y bisabuelas, y en especial a las de mi familia y mi entorno de amigos porque todas ellas, cada una en su estilo, son feministas y luchan por la igualdad de derechos.

 


6 comentarios

Aniversarios


Hoy 31 de enero tenemos mucho que celebrar.

  En 1935 nacía en Ose (Japón) el escritor japonés, Premio Nobel de Literatura en 1994, Kenzaburo Oe. El autismo de su hijo le inspiró para escribir Una cuestión personal, una reflexión inquietante sobre la vida.

kenzaburo oe

En 1820 nacía en Ferrol (A Coruña) la escritora, abogada y luchadora por los derechos de la mujer Concepción Arenal, vnculada al movimiento feminista de finales del s. XIX.

concepcion-arenal 

En 1797 nacía en Lichtental (Austria) el compositor romántico Franz Schubert , considerado el introductor del Romanticismo musical.

Chelo Puente – enero, 2013