La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


Deja un comentario

Doña Nati


doña nati

Natividad Yarza. Valladolid, 1872 – Francia, 1960

 

Natividad Yarza Planas nació en Valladolid el 24 de diciembre de 1872. Era​ hija de Manuel Yarza Lavilla, un zapatero que trabajaba para el ejército y era originario de Brea de Aragón y de Lorenza Planas Ramis, nacida en Huarte (Navarra). Ella era la segunda de tres hermanos.

Al poco tiempo de nacer Natividad, toda la familia se trasladó a Zaragoza y años después a Barcelona. Ella cursó estudios para maestra en la Escuela Normal de Huesca y en 1906 ejerció por primera vez de maestra en Santa Margarida de Montbuí. Después siguieron otros destinos hasta que en 1930 obtuvo la plaza en propiedad en Bellprat, un pueblo de Barcelona perteneciente a la comarca de Anoia.

A partir de 1930 comenzó a tener una importante actividad política, llegando a formar parte del Partido Republicano Radical Socialista, en el que ejerció varios cargos. En 1933 participó como oradora en el homenaje a Benito Pérez Galdós y también como oradora participó en el aniversario de la proclamación de la Primera República.

En 1934 encabezó las listas de Esquerra Republicana de Catalunya para las elecciones municipales de Bellprat, en las que fue la ganadora, por solo cinco votos de diferencia con el partido conservador catalanista. Así pues, el 14 de enero de 1934 Natividad Yarza Planas (doña Nati, como cariñosamente la llamaban sus alumnos) consiguió ser la primera mujer alcaldesa de la historia de todo el estado español. El hecho fue tan importante que el President Lluis Companys, la recibió en el Palau de la Generalitat para felicitarla.

Después llegó la Guerra Civil, y la triste derrota de un gobierno legalmente constituido, por lo que Doña Nati se exilió a Francia, donde trabajó como planchadora el resto de su vida. No tuvo ningún soporte económico en el exilio por lo que sobrevivió como una exiliada más, trabajando. Murió en el exilio francés, en 1960 en Tolosa de Languadoc a los 88 años.

En ningún sitio hay una calle que lleve su nombre, ningún colegio, ningún parque… ni siquiera en Bellprat. Una mujer anónima que luchó por mejorar la vida de todos y por lo que no ha recibido ningún reconocimiento, salvo el que cada año le hace ERC para rescatarla del olvido general.

Dicen que decía esta mujer extraordinaria… Cuando la mujer se haya podido liberar de su lastre y de la influencia de los curas, su obra política será, sin duda, más avanzada que la de los hombres”

Y en ello estamos, haciendo camino al andar, como dijo Machado, también muerto en el exilio, y por eso os he traído a Doña Nati, para darle voz a una desconocida, y con ella inaugurar esta nueva sección del blog denominada MUJERES.

 

Anuncios


12 comentarios

Manteniendo la llama del amor


velaCuando yo tenía mi librería en Madrid, había estado en la Feria del Libro y una noche cuando regresaba a casa desde la librería, venía yo sentada en el Metro, distraída pensando en mis cosas.
De pronto un chico joven, como de treinta años, se sentó a mi lado y se me quedó mirando con muy poco disimulo…
– ¡Yo te conozco! – me dice con alegría.
– No sé, pero yo creo que no -le contesté de mala gana.
– Sí, sí… estoy seguro. ¿A que tú estuviste en la Feria del Libro?
– Sí.
– ¿A qué tú eres la de la caseta 162?
– Sí –le contesté sin ganas de hablar.
– ¿No te acuerdas de mí? -me dijo extrañado.
– Lo siento, pero no. No me acuerdo de ti.
– ¿Te acuerdas del chico de los Cuentos japoneses? -me preguntó con una gran sonrisa.
– ¡Síííííí, claro que me acuerdo! ¿eres tú? -le dije más amigable.
– ¡Claro!
Portada del libro– Lo recuerdo perfectamente. Viniste una tarde con tu novia y estuvisteis mirando el libro, pero no lo comprasteis. A ella le gustó muchísimo. Luego, volviste otro día tú sólo a comprarlo, pero no me quedaba ningún ejemplar. Te lo pedí a la librería y volviste tres días después a recogerle. Se lo querías regalar a tu novia y yo te dije que era un magnífico regalo, porque a ella le había fascinado. ¿A qué fue así?.
– ¿Cómo puedes acordarte de todo eso y no te acuerdas de mi cara? -se sorprende.
– Porque me acuerdo de lo importante. Bueno, y dime… ¿le gustó el regalo? -le digo riendo.
– ¡Buff. No sabes el éxito que tuve!
– Así que te lo agradeció convenientemente ¿no es cierto?.
– Ya lo creo que me lo agradeció -me dijo con picardía. Pero yo es que a las tías (palabra suya) a veces no os entiendo. Le regalo los Cuentos japoneses, y es como si le hubiera regalado un tesoro -se sorprendió.
– No es difícil de entender. No solo le regalaste el libro, le regalaste un gesto especial, tu interés por agradarla, tu esfuerzo por volver a por el libro, tu atención al percibir que a ella le había fascinado, le regalaste un poco de magia -le expliqué.
– Ostras! ¿Y todo eso le he regalado con 15 euros? -me dijo sorprendidísimo.
– ¡Todo eso! -le dije riendo.
Llegué a mi estación, nos despedimos y subí las escaleras todavía sonriendo y mientras pensaba que había contribuido a mantener la llama del amor.


11 comentarios

Divina adolescencia


metamorfosisUna tarde de finales del invierno llegó un muchacho a la librería a cumplir con las demandas de su profesora de Literatura y esto fue lo que aconteció.

– ¿Tienes Metamorfosis? – me preguntó.
– Aún no. No ha llegado la primavera, todavía no soy mariposa – le digo en broma.
– ¿Cómo? – se sorprende.
– Nada, era una broma. ¿Cual quieres? ¿de qué autor?- le pregunto.
– Pues no me acuerdo muy bien… de Virgilio, creo.
– ¡¡Será de Ovidio!! – le miro con cara de empezar a regañarle en un momentín.
– Sí, sí. Eso, de Ovidio.
– Uy, que gordo – me dice al darle un ejemplar.
– ¡¡Cómo que qué gordo!!
– Es que la profesora nos ha dicho que tiene unas 80 páginas sólo, y éste es muy gordo.
– Metamorfosis, de Ovidio, es lo que es, ni gordo, ni flaco -le digo sonriendo- pero en ningún caso puede tener 80 páginas.
– Es que no sé, ¿y no hay otro con menos hojas? – me insiste.

De pronto caigo en la cuenta, ante su insistencia en el número de hojas…

– Vamos a ver.  ¿No será La metamorfosis, de Kafka?. Hay dos libros emblemáticos, titulados Metamorfosis. Uno de ellos escrito por Ovidio  (s. I aC.) y otro escrito por Kafka (s. XX) y entre ambos hay ¡¡21 siglos de diferencia!! así que no te puedes confundir. Y sí, el de Kafa tendrá unas 80 páginas.
– Clarooooo, es éste – es que yo no sabía que Kafka era el autor.
– La próxima vez que me digas que no sabías quién era Kafka, te voy a mandar que me hagas un resumen ¡que lo sepas!.
– Jo… eres más dura que mi profe – me dice con carita de niño bueno.
 
Y, claro, me dejó desarmada y perdonándole el resumen. ¡¡Santa madonna!! Esos adolescentes, me ganaban con una sonrisa.

2015 © chelopuente


12 comentarios

Ay, los adolescentes


Una tarde de viento huracanado de Madrid estaba en mi librería, al calor de los libros, cuando recibí la visita de un adolescente, cliente de la librería.

Esa última semana habían sido tardes de El lazarillo de Tormes, el que edita la editorial Laberinto. Lo había pedido el profe de Literatura de un instituto de allí al lado, exactamente esa edición. Os lo cuento para poneros en antecedentes…

– Hola ¿Tienes El lazarillo?
– ¿El de Laberinto? – le pregunté.
– No, no… ¡¡el de Tormes!!
– Jajajaja… quería decir que si quieres el de la editorial Laberinto.
– Jo,  es que me lías.

2015 © chelopuente


19 comentarios

Pedagoga en los ratos libres


inocencia-un-nino-L-1Una tarde vino a la librería uno de los niños superfavoritos de la librería. Tenía 12 años y vino tres veces. Primero a por un mapa mudo, luego a por un boli y finalmente a encargarme un libro, que tengo, pero que se lo dejo reservado porque no traía dinero. Cuando viene tantas veces, siempre le decía lo mismo.

– ¿No estarás en el tiempo de estudio?

– Sip – me decía avergonzadillo.

– Pues entonces ¡a qué bajas tantas veces!

– Es que así me despejo – me dice inocente.

– Pues, déjate de despejes, que se lo pienso decir a tu padre – le digo con una sonrisa amenazante (aunque no conozco a su padre).

Entonces recordé una anécdota que me había sucedió con él hacía unos meses. Vino a comprar un libro para regarle, precisamente a su padre, por su cumpleaños, y escogió también una tarjeta de felicitación, de esas que tienen frases divertidas.

Cuando me dio la tarjeta que había elegido, me pareció que no era muy apropiada para su padre, era una de esas que se le regalan a un amigo, con una picardía, ya me entendeis. 

– ¿Esta tarjeta has elegido para tu padre? – le pregunto sorprendida.

– Sí, ¿no te gusta? – me pregunta

– Buenoo… sí… pero para tu padre. No sé -le digo

– A mí me gusta, pero… tengo un problema… que no sé lo que es una orgía – me dice.

– Ya…

– ¿Tú lo sabes? – me pregunta inocente.

– Sí. Yo, sí lo sé – le digo

– ¿Me lo explicas? – me pregunta.

Fue uno de esos momentos en que piensas ¡tierra, trágame!.

– Pues, como te diría yo… es una especie de fiesta de juegos sexuales en grupo – le dije totalmente aséptica.

– Pero ¿qué juegos sexuales? – insiste.

– Mira. Ya, los detalles, mejor se los preguntas a tu padre ¿vale?

– Vale. Pues me la llevo… ¡¡a mi padre le va a encantar!!.

2015 © chelopuente


16 comentarios

Primer Sant Jordi sin Gabo


Diseño original del cartel de Josep Aguilella

Diseño original del cartel
de Josep Aguilella

 

En menos de 17 horas tendremos montada nuestra parada de libros y rosas, para que podáis venir a por los libros y las rosas que deseéis regalar o autoregalaros.

La dirección ya la sabéis, aparece en la foto, pero por si acaso os la recuerdo:

Gran Via de les Corts Catalanes, 655, esquina con el carrer Girona.

Es mi primer Sant Jordi como librera en Barcelona, pero sobre todo, es mi primer Sant Jordi sin el gran

Gabriel García Márquez

Gabriel García Máerquez

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

que se acaba de marchar y ya le estoy echando de menos. Lo único que me consuela de su pérdida, es que desde que era una jovencita, sus libros fueron ocupando un lugar destacado en mi biblioteca privada y allí siguen, esperando pacientes a ser releídos de vez en cuando.

Recuerdo el primero que leí -debía tener unos 16 años- fue el libro de cuentos Los funerales de la mama grande y después fueron viniendo los demás, porque desde entonces le admiro por dejarme y mantenerme tan fascinada con sus lecturas.

Este Sant Jordi va por ti, Gabo,
porque sé que tu magia revoloteará entre todos los libros y las rosas.

IN MEMORIAM…

abril, 2014 © chelopuente


10 comentarios

La librería de Chelo


Logo de la librería. Diseño original de Josep Aguilella

Logo de la librería.
Diseño original de Josep Aguilella

Hola, amig@s!

¿Os apetece un paseo entre libros?

Pues sólo tenéis que pinchar aquí abajo y ver cómo la hemos dejado, porque le hemos cambiado la cara a la página de venta de libros de La librería de Chelo, para hacerla más ágil, más amena, más sencilla y más cercana.

Aquí seguiréis encontrando ese sitio de encuentro para amantes de la lectura y para que podáis hacer vuestras compras a un precio más económico.

Por otro lado, querid@ amig@, si quieres un libro que no encuentras, no dudes en decírmelo, haremos todo lo posible por encontrarlo para ti.

Los libros merecen tener varias vidas, pasar por varias manos y asentarse en varios pensamientos ¿quieres que uno de sus destinos sea el tuyo?

¡Bienvenid@ a La librería de Chelo, tu librería online, y recuerda…
¡¡Sólo estoy a un clic de ti!!

lalibreriadechelo.wix.com/libros

lalibreriadechelo