La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


2 comentarios

Presentación Poemario de María G. Vicent


poemario

El próximo sábado estaré en Barcelona participando en la presentación del poemario

MIENTRAS LA VIDA SOÑABA
María G. Vicent

libro que podéis adquirir ya en la página de la editorial Lxl,
en este acto del sábado y muy pronto en vuestra librería

El acto será en:

Librería Alibri
Carrer Balmes, 26
08007 Barcelona
Sábado 8 de febrero de 2020
18:00h

Estoy segura que será un rato muy agradable, lo pasaremos fenomenal y en el que podremos disfrutar de la compañía de esta gran poeta.

¡No faltéis. Os esperamos!

 


6 comentarios

Vergüenza


MARILYN

Marilyn Monroe. Los Ángeles, 1926  – 1962

Hoy vuelvo con placer a estos miércoles de poesía y lo hago trayendo un poema de una mujer que no es poeta, que no fue poeta. Se trata de Norma Jeane Baker Fue una de las actrices más famosas de Hollywood,
la rubia más famosa del cine,

un sexsímbol. Sí, hablo de la mítica

MARILYN MONROE

la rubia acomplejada que quería aprender, así se definía ella y así nos lo cuenta en este poema, que es muy probable que no sea un buen poema, pero sí es muy significativo.

.

.

VERGÜENZA

Qué vergüenza tener treinta años
y ser una niña asustada.

Qué vergüenza que todos me miren
y tener ganas de llorar.

Qué vergüenza los periodistas
preguntándome cosas
y que yo no recuerde
ninguna de las cosas inteligentes
que aprendí para responderlos.

Qué vergüenza esta máscara
de hermosa rubia tonta
que tapa mi verdadero rostro
de tonta rubia tonta.

¡Ningún día sin poesía!


2 comentarios

Hasta que te encuentre


playa

seguiré esperando…
a que la calma a mí regrese,
esquiva, tramposa…;
a que la templanza
bañe la orilla
de la tormenta que sacude
el valle de mis miedos,
donde se siembran las dudas
y las recolecta el fracaso;
donde la sequía de sueños
lleva mi alma al ocaso…

Fragmento del poema Hasta que te encuentre, del poemario
El cementerio de los versos perdidos.

El príncipe de la Dulce Pena.


6 comentarios

Te presto mis alas


te presto mis alasTE PRESTO MIS ALAS

Leha

Edit. Pigmalión, 2019

 

Pensaba escribir la reseña de este libro de poemas, prologado por José María Paz Gago, sin haberlo leído y eso es algo inusual, al menos en mí, pero es que conozco los poemas de Leha, los he ido leyendo a medida que nos los iba regalando en Facebook. Sin embargo ahora escribo después de haber leído sus poemas otra vez, de haberlos disfrutado, sentido, emocionado y llorado otra vez.

Ayer domingo tuve la ocasión y el privilegio de asistir a la presentación que se hizo en Madrid de su poemario TE PRESTO MIS ALAS. Casi dos horas, que pasaron como un suspiro, para adentrarnos en su poesía. La presentación corrió a cargo de Basilio Rodríguez, alma mater de la editorial Pigmalión, junto a Ángeles Núñez y Ángeles Cantalapiedra, y los tres coincidieron en admitir que la poesía de Leha es una poesía sincera y natural, que llega y se entiende.

Por mi parte quiero animaros a que os coléis entre sus versos, esos versos dedicados al amor y sobre todo, al desamor. Entre ellos os encontraréis en un juego entre lo real y lo imaginario, un viaje hacia el interior, a ese interior al que conviene asomarse de vez en cuando para comprobar que está repleto de emociones.

leha

Un momento de la presentación

En alguna ocasión ya se lo había comentado a Leha y hoy vuelvo a hacerlo. Hay dos cosas que aprecio especialmente de su poesía: una es que es entendible, que casi siempre huye de los simbolismos, metáforas y giros oníricos que, cuando otros poetas los utilizan, dificultan que la emoción cale profundo; la otra es que en sus poemas no queda ningún cabo suelto, se cierra el círculo, al tiempo que cada final sirve de punto de partida.

TE PRESTO MIS ALAS no está compartimentado, no está dividido en capítulos, secciones o partes. Cada poema puede leerse en cualquier momento, sin seguir la secuencia en la que aparecen en el libro. El lector tiene libertad de elección, se trata de un poemario libre, no de una novela que necesita una lectura continuada, y eso lo hace aún más apetecible de leer.

Podría citaros un sinfín de poemas o textos poéticos extraordinarios que abordan diferentes emociones y todos ellos, de verso libre, escritos con la clara intención de llegar a lo más profundo de cada lector: Desapego, me parece la culminación de ese pasar de los días y los años que concluyen en el desamor; Silencio letal, es un poema áspero, duro, rotundo y comprometido contra el maltrato a las mujeres y el mirar hacia otro lado de la sociedad; y en Ella con Mayúsculas, se cuela el dolor de la pérdida, de la ausencia que se percibe en cada gesto. Así podría continuar pero dejo que lo vayáis descubriendo vosotros.

Aunque algunos de vosotros no seáis lectores asiduos de poesía, leed TE PRESTO MIS ALAS, leed a Leha, porque entre sus versos descubriréis cosas hermosas o tristes, amor y desamor, además de que os encontraréis con vuestras propias emociones. Deja que Leha te preste sus alas para un viaje hacia tu interior.

¡Ningún día sin poesía!


2 comentarios

Dicen que no hablan las plantas…


rosalia

Rosalía de Castro. 1837 – 1885

El verano es un tiempo ideal para la poesía y aún más si se trata de este poema de

 

ROSALÍA DE CASTRO

poetisa y novelista gallega. Escribió tanto en gallego como en castellano, y vivió en la segunda mitad del siglo XIX. Una de las figuras más importantes de nuestra literatura.

.

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
de mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
con la eterna primavera de la vida y de los campos,
y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
con la eterna primavera de mi vida que se apaga
y la perenne frescura de los campos y las almas,
aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?


4 comentarios

Buen viaje, Carmen Jodra


 

carmen

Carmen Jodra. Madrid, 1980 – 2019

El pasado 24 de julio emprendía su último viaje la joven poeta madrileña

CARMEN JODRA

Cuando solo tenía 38 años se nos fue para siempre a causa de un maldito cáncer que se la llevó hasta las estrellas, donde viven los versos.

Era licenciada en Filología Clásica por la Universidad Autónoma de Madrid y en 1999, con solo 19 años obtuvo el Premio Hiperión, con su libro Las moras agraces, que consiguió un gran éxito, además de ser reeditado seis veces. Todos vieron en ella una auténtica promesa de la poesía, porque ya era la más brillante de su generación.

Como homenaje a esta mujer que nos dejó demasiado pronto, no hay nada mejor que sus propias palabras convertidas en versos.

Tampoco es esto lo que yo buscaba…

Tampoco es esto lo que yo buscaba.
Es mucho, pero aún no es suficiente.
No es más que otro camino diferente
que no lleva tampoco a parte alguna.

La pena sigue, si el placer acaba;
el más bello pecado no es potente
para cambiar las cosas, y el doliente
llora como lloró desde la cuna.

Ni la perversidad más deliciosa
logrará que me sienta yo dichosa,
como antes la virtud no lo lograba.

Ya tengo, y hago, y soy, lo que prefiero;
          de acuerdo, claro… pero
tampoco es esto lo que yo buscaba.

¡Buen viaje, Carmen Jodra!


2 comentarios

Quiéreme entera


 

Como los jueves es un buen día para querer y un aún mejor día para la poesía, hoy os traigo un poema de la poeta (como le gustaba a ella que le dijeran) cubana

DULCE MARÍA LOYNAZ

No demasiado conocida en España, empezamos a conocerla y a leerla cuando en 1992 le otorgaron el Premio Cervantes.

SI ME QUIERES, QUIÉREME ENTERAdulce

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz y sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!…
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

¡Ningún día sin poesía!