La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.


1 comentario

Sant Jordi/Día del libro 2018


Que el próximo lunes día 23 de abril es Sant Jordi/Día del libro supongo que lo sabe todo el mundo mundial pero, si estás en Barcelona, no dejes de visitar la

Caseta 136
en Las Ramblas, 26

porque allí podrás adquirir mis dos novelas

La bolsa de lana azul y Alma de cántaro

la bolsa de lana azulportada alma de cántaro

si es que aún no las tienes y te apetece tenerlas. Además conoceréis esta nueva editorial

TIERRA TRIVIUM

sant jordi

que viene pisando fuerte y haciendo de su trabajo una relación perfecta y amigable entre autor y editorial. También encontraréis las obras que ya han editado, a algunos de sus autores firmando y muy buen ambiente.
Si alguien quiere compartirlo, para mí será un honor.

¡Feliz Día del libro/Sant Jordi 2018 y felices lecturas!

 

Anuncios


9 comentarios

Felices días


Como cada año llegada esta fecha nos deseamos felices fiestas, como si el resto de los días del año no fueran importantes. Pues bien, yo os deseo todo lo mejor que os pueda pasar y con quien mejor lo podáis pasar, no sólo en Navidad o Fin de Año, sino el máximo de días posibles.

Gracias, amigos, por compartir conmigo este rincón que nos ha unido.

¡Felicidad!

navidad

No desaproveches ninguna oportunidad para ser feliz.


16 comentarios

Esos momentos


colegioMe gusta salir de casa con tiempo y disfrutar del camino que me lleva hasta su colegio. Hoy hace frío por primera vez este año y por eso me cruzo de acera, para poder bajar por la zona más soleada, sintiendo el tibio calor del sol en la espalda.

Aún no hay nadie esperando. Falta más de un cuarto de hora para que abran la puerta que nos permitirá llegar hasta el lugar donde recoger a los más pequeños. Mientras tanto me siento en el banco que hay frente a la puerta, a una distancia suficiente que me permite observar lo que ocurre en el recinto del colegio. No se oye nada, todo está en silencio, parece mentira que dentro haya centenares de niños, porque sólo escucho el canto de los pajarillos que vuelan de árbol en árbol.

Me encanta este momento de espera que aprovecho para observar todo lo que va ocurriendo. Comienzan a llegar los primeros abuelos y abuelas, también los primeros padres y madres, muchos de ellos con carritos que llevan a los hermanos más pequeños. Los padres y madres hablan entre sí y comentan los avances de sus pequeños escolares.

Empieza a notarse el movimiento en el gran patio que rodea los diferentes pabellones. Veo a las cuidadoras que salen en busca de los pequeños que comerán en el comedor del cole. Ya veo que aparece el primer tren de pequeñines. Todos en fila, agarrados del faldón del abrigo del compañero que va delante, y entre ellos veo a Kilian, con paso firme, carita risueña y en perfecta sintonía con el compañero que le precede, y cediendo el faldón de su abrigo a la compañera que va detrás. Me escondo para que no me vea, no quiero que mi presencia rompa la armonía de lo cotidiano. Unos puestos más atrás una niña tropieza y se cae. Todos acuden solícitos a ayudarla. Parece mentira que con sólo tres años que tienen, ya sepan que hay que ayudar al que se cae. Rápida, la cuidadora que dirige el tren acude en su auxilio. Sin gritar les pide que por favor vuelvan a su sitio, que ya se ocupa ella. No ha sido nada así que, unos segundos después, el tren reanuda su camino hacia el comedor.

hojaMientras observaba a estos pequeños, se ha ido formando un grupo un poco más allá. Son más mayores, ya tienen cuatro años, y entre ellos veo a Víctor, el victorioso, con el abrigo sin abrochar, desafiando al frío, pero está contento, feliz con esa carita de observarlo todo y no perderse nada. Lleva una carpeta debajo del brazo, estoy segura de que son trabajos que ha ido realizando en clase. La lleva con cuidado, deseoso que mostrarles todos sus logros a sus papás.

Ya han abierto la pequeña puerta por la que tengo que entrar a recoger a mi nena bonita, que ya tiene tres años. Mientras atravieso el patio la observo con sus compañeros y con su profesora, que cuida de que cada uno de ellos sea recogido por la persona adecuada. Voy despacio, no quiero que termine este momento tan agradable. Me gusta mucho observarla, como se expresa con sus amigos. Me encanta su carácter abierto y comunicativo y que le guste participar en todo lo que se le proponga. Ya estoy cerca, me ha visto y su carita se ilumina con una preciosa sonrisa. Me da un abrazo enorme y fuerte, como si hiciera mucho más que unas horas desde que nos hemos visto. Ese abrazo me llena de energía y de amor. No puedo ser más feliz.

Mientras se quita las botas para vaciarlas de la arena acumulada en el patio, me cuenta que hoy ha aprendido una letra nueva, es la E, la que parece un peine. Sonrío emocionada al ver lo contenta que se pone cada vez que aprende algo nuevo.

Emprendemos el camino a casa. Ahora no tenemos que ir supercorriendo, como esta mañana verdad, abueli? -me pregunta. No, aunque no debemos entretenernos, que mamá nos espera para comer -le contesto.

Le da tiempo a coger unas hojas que el otoño ha desprendido de los árboles. Para mamá, para papá, para Julia… y ésta para ti, abueli. Nos vamos contentas para casa. Llevo la hoja en una mano y en la otra la manita de la pequeña Olaya. Vamos andando por la acera del sol y, mientras ella me va contando lo que ha hecho hoy en clase, yo pienso que, otra vez, he logrado arrancarle a la vida uno de esos momentos, de esos de felicidad plena.

 


5 comentarios

Amor purificador


el-retrato

Hojeando el ejemplar de El retrato de Dorian Gray que tengo en mi biblioteca privada me he encontrado con este fragmento tan preciso y exacto…

“Quizá el amor pudiera cruzarse en su vida, purificándolo y protegiéndolo de aquellos pecados que ya parecían agitársele en la carne y el espíritu: aquellos curiosos pecados todavía informes cuya indeterminación misma les prestaba sutileza y atractivo. Tal vez, algún día, el rictus de crueldad habría desaparecido de la delicada boca y él estaría en condiciones de mostrar al mundo la obra maestra de Basil Hallward…”

Fragmento de El retrato de Dorian Gray
Oscar Wilde – Dublín, 1854 – París, 1900.


11 comentarios

Apenas quedan unas horas…


Apenas quedan unas horas para despedir este año 2016.
Estoy segura de que a lo largo de sus días se han dado cita
un sinfín de acontecimientos malos, buenos y regulares que
se quedan para formar parte de nuestra andadura por la vida.
De todos estos momentos quiero destacar aquí aquellos que hemos
pasado juntos leyendo lo que escribimos, mirándonos, conociéndonos,
porque siempre pienso que 
nuestros escritos nos delatan.
Gracias por haberme acompañado en esta andadura bloguera y
gracias, sobre todo, por haberme permitido que nos hayamos
desvirtualizado con algunos de vosotros.
Han sido momentos mágicos en los que hemos comprobado
que sin vernos 
ya nos conocíamos.
Para el próximo año y los próximos días os deseo lo mejor y que me
permitáis seguir formando parte de vuestra vida.

¡Feliz vida, amigos!
2017

 


9 comentarios

Feliz Navidad


Tanto si te gustan las fiestas de Navidad como si no,
tanto si eres creyente como si eres descreído,
tanto si eres un fiestero divertido o más bien un poco sosaina
da igual
celebra, celebra y no pares de celebrar,
da igual el motivo por el que lo hagas pero
no dejes de celebrar
y si no encuentras un motivo, que ya es raro,
celebra Sanquisimos,que siempre viene bien
reunir a la familia y amigos y disfrutar de ellos
y que ellos disfruten de ti

porque mañana puede ser tarde.

¡Feliz Navidad, feliz vida, queridos amigos!

feliz-navidad

 


11 comentarios

Un Thyssen mai vist


un-thyssen-mai-vist

Cartel de la exposición

Desde el pasado 4 de noviembre y hasta el próximo 5 de febrero se muestra en Caixa Forum una magnífica exposición que lleva por título Un Thyssen mai vist, o en castellano Un Thyssen nunca visto.

En una de las salas de exposiciones del precioso edificio de la antigua fábrica Casaramona, sede de la Fundación CaixaForum, tienen cita sesenta y tres piezas de extraordinario valor procedentes del Museo Thyssen y entre las cuales hay algunas que nunca habían abandonado su lugar habitual.

La exposición se ha configurado de forma muy diferente a lo que es habitual. Ni por escuelas, ni por orden cronológico, las obras se nos muestran ubicadas dentro de cada uno de los cinco grandes temas que conforman la tradición artística occidental.

SACRUM MYSTERIUM. La pintura religiosa como matriz. El arte religioso del primer Renacimiento contiene el germen donde ya se plantearán los grandes problemas de la representación de la figura humana en el espacio y la tensión entre la forma y el color.

la-virgen-de-la-aldea-marc-chagall

La virgen de la aldea – Marc Chagall

DRAMATIS PERSONAE. Retratos y personajes. A principios del Renacimiento por primera vez aparece el germen del retrato a través de la representación de los donantes. Después el retrato mostrará tanto la descripción física, como social y psicológica.

retrato-de-una-joven-con-rosario-pedro-pablo-rubens

Retrato de una joven con rosario – Pedro Pablo Rubens

VANITAS. La destrucción del objeto. Pasado el Renacimiento, las naturalezas muertas, o antiguos bodegones, comienzan a desmaterializarse y se produce la exaltación de los placeres terrenales. 

botella-y-frutero-juan-gris

Botella y frutero – Juan Gris

DE RERUM NATURA. Del paisaje cósmico al interior del bosque. Con Patinir se comienza a representar el paisaje cósmico, una representación del mundo desde un punto de vista más elevado, en el que las figuras se hacen más pequeñas para hacer resaltar el paisaje en sí mismo.

el-arroyo-de-breme-gustave-courbet

El arroyo de Breme – Gustave Courbet

SCAENA URBIS. De la veduta al laberinto urbano. El origen de la veduta se remonta al siglo XVI, en los Países Bajos, donde nace este género que pretende la descripción del espacio urbano con la máxima claridad y un gran efecto escenográfico.

cabinas-telefonicas-richard-estes

Cabinas telefónicas – Richard Estes

De esta forma, bastante original, te puedes pasear por esta magnífica exposición que no deberías perderte porque hace un planteamiento muy interesante de la pintura a través del tiempo y de los cinco temas que han marcado la evolución de la pintura.