La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


2 comentarios

Dicen que no hablan las plantas…


rosalia

Rosalía de Castro. 1837 – 1885

El verano es un tiempo ideal para la poesía y aún más si se trata de este poema de

 

ROSALÍA DE CASTRO

poetisa y novelista gallega. Escribió tanto en gallego como en castellano, y vivió en la segunda mitad del siglo XIX. Una de las figuras más importantes de nuestra literatura.

.

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
de mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
con la eterna primavera de la vida y de los campos,
y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
con la eterna primavera de mi vida que se apaga
y la perenne frescura de los campos y las almas,
aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?

Anuncios


Deja un comentario

Un mar violeta oscuro


un marUN MAR VIOLETA OSCURO

Ayanta Barilli

Edit. Planeta, 2018

Una maldición recorre las vidas de Elvira, Ángela y Caterina: elegir a hombres que no las supieron amar. Elvira se casó con Evaristo, un demonio que sembró el miedo y la locura. Su hija Ángela renunció a sí misma por un marido ausente, siempre en los brazos de otras, incapaz de ocuparse ni de ella ni de sus hijas. Y la indómita Caterina, tercera de la saga, acabó enamorada de otro ser diabólico, sin tener conciencia del peligro que corría. Sólo Ayanta, última descendiente, se enfrentará a su herencia transitando el camino de los recuerdos y de la verdad.

Lo cierto es que me he resistido a leer esta novela por dos razones que a mí me condicionan: una, que haya sido finalista del pasado Premio Planeta. La otra, que es hija de quien es. Pero como he decidido no dejarme condicionar la he leído y tengo que reconocer que la historia me ha gustado.

ayanta

Ayanta Barilli. Roma, 1969

No sé si hay algo de autobiográfico en ella, si tiene algo que ver con las mujeres de su familia o no, pero es una historia de mujeres que se ven condicionadas por la sociedad de su época, como muchas mujeres, como en muchas novelas y por estar unidas a hombres bastante despreciables en un continuo desamor. Sólo la joven Ayanta parece escapar de esta especie de maleficio que recae sobre las mujeres de la familia.

Como dato curioso destacaría que la trama está contada por cada una de ellas pero sin un orden aparente, lo que me ha llevado en ocasiones a volver atrás en la lectura para saber quién es la que está contando en ese momento. Múltiples narradores, en este caso narradoras, que parece que está de moda porque ya lo he visto en otras novelas y que aún no estoy segura de que me guste.

Por lo demás, os recomiendo su lectura para estas vacaciones.

¡Felices lecturas, amigas y amigos!