La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


12 comentarios

Legado en los huesos


legado en los huesosLEGADO EN LOS HUESOS

Dolores Redondo

Edit. Destino, 2013

Hace unas semanas que leí Legado en los huesos, pero -al igual que hago con todo lo que me deja buen sabor de boca- no he escrito el comentario con mi opinión hasta ahora, por aquello de dejar que las emocionen reposen un poco primero.

Cuando leí el primero El guardián invisible, era lo primero que leía de Dolores Redondo, es más, no tenía ni idea de quien era esta escritora, pero como todo lo desconocido me atrae, decidí leerla y ahora veo que regresa con la esperada segunda entrega de la trilogía, y lo hace pisando fuerte y para quedarse entre nosotros, entre nuestras lecturas favoritas. 

Legado en los huesos comienza en el juicio contra el padrastro de Johana y a él asiste una aún embarazada Amaia Salazar, la inspectora de la Policía Foral que un año atrás había resuelto los crímenes del llamado basajaun, que sembraron de terror el valle del Baztán. Pero, de pronto el juez anuncia que el juicio debe cancelarse: el acusado acaba de suicidarse en los baños del juzgado. Ante la expectación y el enfado que ladolores redondo noticia provoca entre los asistentes, Amaia es reclamada por la policía: el acusado ha dejado una nota suicida dirigida a la inspectora, una nota que contiene un escueto e inquietante mensaje: Tarttalo.

De esta forma comienza la segunda parte de la trilogía del Baztán que se desarrolla a través de dos líneas de investigación que aparentemente nada tienen que ver entre sí: las muertes alrededor de la mitología del tarttalo y la profanación de una iglesia del Valle. Y el Valle del Baztán vuelve a ser el personaje invisible de la obra, con su lluvia impenitente, protagonista de la atmósfera de niebla, de esa lluvia que moja hasta el alma, de esa luz tenebrosa que envuelve el aire de miedo y muerte. Sin embargo, y a pesar de las muertes que hay que investigar, el argumento del libro es mucho más profundo. Nos habla del mal, de la maldad en estado puro, de esa maldad que no es sino un signo de la locura más absoluta.

Ya os comentaba en el comentario sobre  El guardián invisible, que me faltaban las causas que motivaban las pesadillas de la inspectora, ese miedo permanente y privado que la hacía valiente en su trabajo, pues bien -aunque no desvelado del todo- en Legado en los huesos encontramos los indicios que lo causan, y es en la maldad, como os comentaba anteriormente, una maldad a la que se enfrentaba cuando sólo era una niña y recibía la visita de una madre carente de amor, que en la cama la aterrorizaba cuando le susurraba “Duerme, pequeña zorra, la ama no te comerá esta noche”. 

Poco a poco nos va desvelando un poco más el origen de la personalidad de Amaia Salazar y que seguramente conoceremos plenamente en la tercera parte de la trilogía Ofrenda en la tormenta.

No os perdáis esta magnífica novela con la que Dolores Redondo os mantendrá atrapados a través de sus páginas.

¡Feliz lectura, amigos!

diciembre, 2013 © chelopuente