La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.

Cosas maravillosas.

7 comentarios

Ahora que estamos en noviembre, ha venido a mi memoria que fue en este mes, pero de 1922, cuando Howard Carter descubría la tumba de Tutankamon, tras años de intensas excavaciones en el Valle de los Reyes, buscando una tumba inviolada.

En la mañana del 4 de noviembre, los obreros se detuvieron frente a un escalón excavado en la caliza. Los largos años de espera parecieron haber dado -por fin- su fruto, y al final de una escalinata que había permanecido oculta tras los escombros, Carter se encontró frente a la puerta sellada de la Tumba de Tutankamon.

Supongo que le costó un esfuerzo tremendo no empezar a romper los sellos, pero no lo hizo… volvió a tapar lo que con tanto esfuerzo había descubierto, protegió la entrada con soldados armados y esperó la llegada de Lord Carnavon, que era quien había financiado aquel proyecto con su patrimonio privado.

Lord Carnavon y su hija asistieron a la apertura de aquella puerta, que franquearon para encontrar un corredor que terminaba en otra puerta sellada. Realizaron un orificio para poder introducir una vela, como medida de comprobación de que no había gases nocivos en la tumba. Carter entró en ella provisto de su vela, y cuando Lord Carnavan le preguntó impaciente desde el corredor qué era lo que veía, Carter sin apenas poder pronunciar palabras, respondió emocionado… cosas maravillosas.

Y muchos años después y tras 5.000 años de historia, cuando me preguntaron ¿qué viste en la tumba de Tutankamon?, a mi memoria vinieron las palabras de Carter… cosas maravillosas.

Chelo Puente – noviembre, 2012

Anuncios

Autor: Chelo Puente

Aprender que con certeza, nada tengo que no me des, a conseguir que el corazón se conmueva siempre por el frágil gesto de la belleza. Aprender que sólo soy si tú existes, y es esta la medida que quiero y me define. Aprender para saberse desprender, he aquí el viejo secreto. Aprender... (Fragmento de "Aprendre", poema de Lluis Llach)

7 pensamientos en “Cosas maravillosas.

  1. Lo estaba leyendo y lo primero que me vino a la mente es “si la tuviera a mi lado le preguntaría si ha estado alguna vez allí” evidentemente el final de la historia tiene la respuesta… no sé por qué dudo… ains…! nunca escarmentaré…!

    Besos de los de estructura piramidal inversa…

  2. Quisiera poder verlas… pero lo veo dificil. Besos
    Ana

  3. ¡Qué razón tienes! Hay que vivir con los ojos bien abiertos para poder disfrutar de cada minuto precioso que la vida nos da. Un abrazo.

Déjame tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s