La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.

Una tarde de súper.

15 comentarios

Ella estaba eligiendo sus productos de baño, él estaba a su lado dudando cual elegir…

– ¿Crees que este gel me iría bien? – le preguntó él.
– La rosa de mosqueta va bien para las cicatrices… – le respondió ella.
– ¿Para las del alma también?
– No, para esas va bien el de besos y caricias – le sonrió ella.
– No hay…
– Vaya… qué mala suerte… quizá esté en otro sitio…
– ¿Dónde lo busco?
– Lo encontrarás cuando dejes de buscar… – le contestó ella con una sonrisa.

Él se quedó dudando, ella continuó su compra…

Chelo Puente – marzo, 2011

Anuncios

Autor: Chelo Puente

Aprender que con certeza, nada tengo que no me des, a conseguir que el corazón se conmueva siempre por el frágil gesto de la belleza. Aprender que sólo soy si tú existes, y es esta la medida que quiero y me define. Aprender para saberse desprender, he aquí el viejo secreto. Aprender... (Fragmento de "Aprendre", poema de Lluis Llach)

15 pensamientos en “Una tarde de súper.

  1. Vaya…! Como si lo estuviera viendo… a mi me haría falta de ese gel también así que dejaré de buscar para encontrarlo, no sabía yo que… menuda forma de buscar un producto…

    Agradecido.
    Un petò.

  2. Qué razón tiene ella….las cosas del querer no se buscan, se nos vienen encima cuando menos lo esperamos. Yo…por eso razón….ya no espero. Muxu handi, nire lagun maitia!

  3. Chelo, qué escena de complicidad cotidiana tan sencilla y bonita

  4. Me has arrancando una sonrisa con esta entrada… y, lo peor, es que hay gente que se pasa la vida buscando algo que ya tienen, pero que no ven (o que tuvieron y perdieron, sin darse cuenta). Aquí te dejo un poema de Tagore de su libro El Jardinero, uno de aquellos libros cuyas esquinas desgasté en mis años mozos de tanto releerlo…

    Un loco andaba vagabundeando, buscando la piedra filosofal,
    el pelo enmarañado, cubierto de polvo, el cuerpo reducido a una sombra,
    los labios tan prietos como la puerta cerrada de su corazón
    y los ojos ardientes como la lámpara de la luciérnaga que busca compañero.
    Ante él rugía el inmenso océano.
    Las olas charlatanas hablaban de los tesoros ocultos en su seno
    y se burlaban del ignorante que no las entendía.
    Sin esperanza y sin tregua, él proseguía la búsqueda que era toda su vida.
    Como el océano que se levanta constantemente hacia el cielo para alcanzar lo inaccesible.
    Como las estrellas que giran en círculo tras un objetivo nunca conseguido.
    Así, en la playa desierta, el cabello enfebrecido de polvo, el loco vagaba buscando la piedra filosofal.
    Un día, un chiquillo del pueblo se le acercó y le dijo:
    ‘¿Dónde has encontrado esta cadena de oro que llevas en la cintura?’
    El loco se estremeció. La antigua cadena de hierro era de oro.
    No estaba soñando, pero, ¿cómo se había producido la transformación?
    Se golpeaba salvajemente la frente. ¿Dónde, dónde se había realizado su sueño, sin advertirlo?
    Había adquirido la costumbre de probar las piedras que recogía golpeándolas contra su cadena, tirándolas luego maquinalmente, sin mirar siquiera si había aparecido algún cambio;
    así, el pobre loco había encontrado y perdido la piedra filosofal.

  5. Precioso esto que cuentas Chelo.

    Es como tantas veces he dicho… Perdidos encontramos las cosas que perdimos,cuando creímos habernos encontrado.

    Muchos besos para ti Chelo 😉

Déjame tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s