La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.

Memòria d’uns ulls pintats.

11 comentarios

Memòria d’uns ulls pintats
Lluís Llach – Girona, 1948
Edit. Empúries – Barcelona, febrero, 2012
(Edición original en catalán)

El ya octogenario Germinal, cuenta la historia de su vida a un joven director de cine, que pretende hacer una película con todas las vivencias de este anciano.

En 1920 nacieron cuatro niños en la Barceloneta, un barrio humilde de Barcelona, que vivía principalmente del mar. Sus padres eran amigos y los cuatro niños -Mireia, Joana, David y Germinal- crecieron juntos en un ambiente sencillo, humilde y libertario, que les proporcionó la proclamación de la República. Les llamaban la colla dels quatre porque formaron una pandilla inseparable, que les abrió un mundo por descubrir.

Sus padres, asesorados por el señor Ramon Ramanguer -el librero del barrio- que apenas vendía, pero que les proporcionaba los datos culturales necesarios para ellos y la formación de estos niños, y que le vendió -a plazos- a Josep -padre de Germinal- un tesoro, un libro de poemas -dedicado- de Joan Salvat Papasseit, y que Germinal pudo rescatar de su casa incendiada. Bien, como decía, Ramon Ramanguer recomendó a los padres que inscribieran a los niños en L’escola del mar.

L’escola del mar era una escuela libertaria donde el aprendizaje era algo divertido para ellos, donde se educaba en el respeto a las libertades particulares y colectivas, donde se enseñaba a pensar. Esta escuela -de la República- les abrió el pensamiento, les proporcionó tolerancia y les incitó al conocimiento, a estos niños que después vivirían los horrores de la Guerra Civil y la represión del franquismo, que truncó todas sus esperanzas y que les separó para siempre.

En esta novela -la primera de Lluís Llach, y no sabemos si será la única- se narra un periodo de nuestra historia, pero ante todo es una novela de amor, de amistad, de esa amistad profunda que se incrementa en los momentos más difíciles. Posee fragmentos sumamente poéticos, como son las letras de sus canciones.

La he leído en versión original, es decir, en catalán, y aunque estoy segura de que mi limitado conocimiento de la lengua catalana ha hecho que no perciba perfectamente todos sus matices, estoy orgullosa de haberla podido leer. Cuando pase un tiempo y haya avanzado en el conocimiento de esta lengua, la volveré a leer con la seguridad de que encontraré todos esos matices.

Ahora, os dejo un fragmento, donde Germinal le habla -al director de cine- de L’escola del mar

“…les coses s’aprenien comprenent-les, no retenint-les com si fos una lletania per memoritzar. L’autoritat del coneixement s’impartia des de la convicció i no per la imposició. Recordo… com era? Sí. L’emblema d’aquella escola: Aprendre a pensar, a sentir, a estimar. Cadascú parlava en la seva llengua materna i això no va representar mai cap problema perquè aquella diversitat de procedències, llengües i accents sempre se’ns presentava com una complexitat cultural que ens feia rics…”

la traducción sería más o menos ésta…

“…las cosas se aprendían comprendiéndolas, no reteniéndolas como si fuese una letanía para memorizar. La autoridad del conocimiento se impartía desde la convicción y no por imposición. Recuerdo… ¿cómo era?. Sí. El lema de aquella escuela: Aprender a pensar, a sentir, a amar. Cada uno hablaba en su lengua materna y ésto no representaba nunca ningún problema porque aquella diversidad de procedencias, lenguas y acentos siempre se nos presentaba como una complejidad cultural que nos hacía ricos…”

¡¡Feliz lectura!!

Chelo Puente – septiembre, 2012.

Anuncios

Autor: Chelo Puente

Aprender que con certeza, nada tengo que no me des, a conseguir que el corazón se conmueva siempre por el frágil gesto de la belleza. Aprender que sólo soy si tú existes, y es esta la medida que quiero y me define. Aprender para saberse desprender, he aquí el viejo secreto. Aprender... (Fragmento de "Aprendre", poema de Lluis Llach)

11 pensamientos en “Memòria d’uns ulls pintats.

  1. Me reafirmas aún más en mis convicciones de Librera de Cabecera, me encanta que lo hayas podido leer en mi legua materna y estoy seguro que se te habrán escapado pequeños detalles. Ya estaba harto de leer reseñas estándar, así que mi nominación por tu trabajo se consolida.

    Un beso querida amiga.

    Aquí lo tienes http://bit.ly/NhpXXD

    • Gracias, de nuevo, Josep. Es el primer libro que he leído completo en catalán y he procurado hacerlo sin traducir, así ha sido como he captado algunos párrafos muy musicales.
      He disfrutado mucho con su lectura.

  2. Tiene muy buena pinta. Por desgracia, yo no leo catalan y solo se puede conseguir en esta lengua en formato digital 😦

    Me lo apunto para un futuro.

Déjame tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s