La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.


2 comentarios

A su «señora» madre


No subestimes nunca a nadie por su aspecto externo, porque te puede pasar ésto.

Se dice, se sabe, se cuenta, que en una ocasión, un candidato político en uno de sus mítines, se dirigía al respetable público que allí asistía, y dicen que aconteció…

-¡Compatriotas, compañeros, amigos! Nos encontramos aquí convocados, reunidos o arrejuntados, para debatir, tratar o discutir un tópico, tema o asunto trascendente, importante o de vida o muerte. El tópico, tema o asunto que hoy nos convoca, reúne o arrejunta, es mi postulación, aspiración o candidatura al Parlamento de esta, nuestra Comunidad.

De pronto una persona del público interrumpe, pide la palabra y le pregunta al candidato:

– ¿Por qué utiliza usted tres palabras para decir lo mismo?

– Pues mire, caballero: la primera palabra es para las personas con un nivel cultural muy alto, como poetas, escritores, filósofos, etc. La segunda es para personas con un nivel cultural medio, como usted y la mayoría de los que están aquí hoy. Y la tercera palabra es para las personas que tienen un nivel cultural bajo como por ejemplo, ese borracho que está allí, tirado en la esquina.

De inmediato, el borracho, se levanta y le dice:

– Postulante, aspirante o candidato… ¡hic! El hecho, circunstancia o razón de que me encuentre en un estado etílico, borracho o hasta arriba… ¡hic! no implica, significa, o quiere decir, que mi nivel cultural sea ínfimo, bajo o de pena… ¡hic!. Y con todo el respeto, estima o cariño que usted se merece ¡hic!, puede ir agrupando, reuniendo o arrejuntando… ¡hic!, sus bártulos, efectos o cachivaches… ¡hic! y encaminarse, dirigirse o irse, derechito a perjudicar, molestar o dar la brasa a su progenitora, a la autora de sus días, o a su «señora» madre!!!!!


2 comentarios

Carlos Pujol


No, no creais que me he equivocado de foto… no, no creais que este no es Carlos Pujol… ya sé que si consultais en google os saldrán miles de entradas que no corresponden con él, pero, es que hay Pujol que, aunque no son famosos, son muy importantes, y éste es uno de ellos.
Historiador de literatura, editor, novelista, poeta, uno de los más importantes traductores del inglés, de francés y de catalán, y un gran estudioso, conocedor y traductor de Balzac.
Y ahora ¿quién se atreve a decir que no es importante Carlos Pujol?

Ahora os dejo uno de sus poemas, y ya vereis, ya…

A fuerza de pulir como un diamante
espléndidas palabras, sus sentidos,
las sombras que la música sugiere,
se achica el material y se hace raro,
como una ensoñación que desvaría.
En mi juego de espejos ya no sé
a quién remite cada imagen ni
adónde me conducen
las oscuras verdades de la estética.
Ese polvillo de oro
es un producto cruel de la pericia.
Como sacar del aire perfección,
y el aire nos devuelve su vacío.

Carlos Pujol – Barcelona, 1936.

.

Bon dia, Egunon, Bos días, Buenos días de miércoles de poesía.

.