La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.

El Sueño

4 comentarios

Quizá fue el calor lo que la despertó de su sueño, la hizo levantarse y asomarse a la ventana para mirar al cielo, para descubrir una brillante luna llena que iluminaba aquella noche de primavera. Extasiada en su contemplación, de repente notó un escalofrío que le bajó por la espalda, desde la nuca por toda la columna vertebral y le erizaba la piel. Esa extraña sensación, que no había notado nunca antes, la hizo girarse y descubrir que él, sentado en la cama, la recorría con la mirada. ¿Qué me miras, amor? -le dijo con una sonrisa. Miro tu cuerpo desnudo bañado de luna -y ella acudió a la llamada de aquellos brazos que la esperaban.

Quizá fue el calor lo que la despertó de su sueño, la hizo levantarse y asomarse a la ventana para mirar al cielo, para descubrir un cielo lleno de nubes. Extasiada en su contemplación notó cómo un escalofrío le recorrió todo el cuerpo y le erizó la piel, una sensación que no había sentido nunca, fruto de aquel instante de cielo iluminado por un relámpago, que presagiaba una gran tormenta. Entonces comenzó a llover intensamente, cerró la ventana y volvió a la cama a intentar recuperar el sueño, a intentar recuperar aquel sueño soñado.

2011 © Chelo Puente

Inspirado en el poema de Josep Aguilella ( Laurie), “La chica de la ventana”…

Envidiosa ventana que quisiste ver el otro lado del espejo, que pudiste contemplar el precioso cuerpo que en tu cristal se reflejaba. Tenue madrugada de incesante lluvia mojando tus cristales, humo prohibido escapando con tu permiso.

Envidiosa ventana, corrí las cortinas y nunca pudiste ver aquel cuerpo desnudo dándose la vuelta para venir conmigo al amanecer.

Tú dejaste entrar el frescor en nuestras vidas, dejaste ver cada una de tus heridas, te resistías pero lo lograste.

Pobre ventana, tendrás que esperar, quizá algún día volvamos, y entonces te prometo no hacerte llorar.

Dulces recuerdos de sábanas blancas, besos tiernos de madrugada, tú fuiste la espectadora de aquella velada.

2011© josep aguilella

Anuncios

Autor: Chelo Puente

Aprender que con certeza, nada tengo que no me des, a conseguir que el corazón se conmueva siempre por el frágil gesto de la belleza. Aprender que sólo soy si tú existes, y es esta la medida que quiero y me define. Aprender para saberse desprender, he aquí el viejo secreto. Aprender... (Fragmento de "Aprendre", poema de Lluis Llach)

4 pensamientos en “El Sueño

  1. Sencillamente preciosa la forma de expresar un sueño, de darle la vuelta, de mostrar las cosas tan naturales como sabes hacer y hacer tan bien.
    Gracias por pensar en este escrito para inspirarte, de verdad gracias.
    Un beso Chelo.

  2. A veces, hasta los sueños son naturales, aunque no nos lo parezcan.
    Para mí fue un placer leer tu texto, meditarlo, admirar tu caligrama, y fruto de todo ello nació este breve relato, por llamarlo de algún modo.
    Las gracias te las debo dar yo a ti, por haber sido “el muso inspirador”. Un beso.

  3. Pingback: La Chica de la Ventana « Diario de Palabras

  4. Pingback: …la ventana « LA LIBRERÍA DE CHELO

Déjame tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s